Remedio natural para emagrecer

El remedio natural para adelgazar más utilizado en la historia de la humanidad es el basado en dietas y en algunos casos la actividad física. No es sencillo explicar que la actividad física puede considerarse como una solución al sobrepeso pues siempre percibimos a los remedios como cosas que son consumibles y por ello es que cualquier dieta o batido de nutrición especial y de efectos positivos en la salud, son los que se consideran remedio natural para emagrecer por excelencia. En cualquier caso, conviene entonces comenzar a ver soluciones como los ejercicios como una especie de remedio incluible en la estrategia de perdida de sobrepeso.

Perder peso sanamente

Batido como remedio natural para emagrecer
Batido como remedio natural para emagrecer

Los batidos son una de las herramientas más fantásticas para la pérdida de peso, y de hecho es un remedio natural para bajar de peso efectivo que además tiene la cualidad de sustituir una de las comidas del día. Los batidos se caracterizan por sus ingredientes, están hechos generalmente de frutas aunque se ven casos como los preparados a partir de vegetales, de los cuales se aprovechan sus cualidades adelgazantes y nutritivas. El ingrediente base –salvo ciertas excepciones– es la leche o algunas de sus variantes como la descremada y la deslactosada, aunque también se puede usar el yogurt.

Las frutas más comunes son las fresas y demás frutos rojos, la manzana y la banana, aunque pueden hacerse batidos de muchas otras frutas igual de nutritivas y sabrosas como el kiwi y el mango. Existen variantes que incluyen el pepino, que es un vegetal propiamente dicho pero que puede aportar características adelgazantes notables al régimen de pérdida de peso. Esto conlleva a hacer énfasis en las cualidades de las frutas en sí mismas y en los vegetales que suelen tener características que promueven y colaboran en la perdida natural del exceso de peso.

Frutas como remedio natural para emagrecer
Frutas como remedio natural para emagrecer

La piña por ejemplo, es una fruta muy popular en las zonas tropicales del mundo, que tiene la característica de ayudar a perder peso en la medida que contribuye al regalamiento intestinal y al combate del estreñimiento, que son padecimientos comunes en las personas obesas. Los mencionados pepinos son también un complemento natural para emagrecer por sus cualidades nutritivas y por su aporte en humedad. Se sabe que tener un adecuado nivel de agua en el organismo es importante para evitar la retención de líquidos que influye en la resistencia a la pérdida de peso. Por ultimo están las bananas que se caracterizan por su alto valor nutricional y su aporte a la perdida natural de peso.

Si la estrategia de pérdida de peso es paulatina y pensada para el largo plazo, basta con incluir los remedios para adelgazar mencionados aunque si lo que se quiere es perder peso rápidamente por cuestiones médicas o por un deseo personal, puede acudirse al ejercicio físico como un complemento ideal. La actividad física promueve la quema de calorías, que a su vez debe suplirse mediante alimentos saludables. Si hay un flujo constante de energía, el cuerpo inmediatamente comenzará a perder el exceso de peso.

El ejercicio debe ser tomado en cuenta

Ejercicio como remedio natural para emagrecer
Ejercicio como remedio natural para emagrecer

El panorama es básico, si el cuerpo percibe que hay abundancia en el ambiente y que a la vez hay requerimientos de esfuerzo físico, comenzará el proceso de adaptación que consiste en acondicionar el organismo para ello. En términos lógicos, el exceso de peso es un recurso del que debe prescindirse y que es la razón que causara el adelgazamiento además de otras cuestiones. Dentro de las actividades físicas más recomendables están las aeróbicas, pues ellas requieren que el sistema cardiovascular rinda. El secreto está en que el proceso de pérdida de peso consiste en transformar la grasa en energía y esta funcionalidad metabólica es muy dependiente del sistema cardiovascular.

Un corazón fortalecido facilitará en gran medida la conversión entre grasa y energía que a su vez implicaría una mayor facilidad de perder el peso. Estas actividades físicas aeróbicas deben ser complementadas con dietas que le proporcionen al cuerpo los recursos necesarios para adaptarse, pues como se mencionó en el párrafo anterior, más allá del requerimiento físico, debe haber un factor de abundancia que convenza al cuerpo que puede prescindir de la grasa almacenada, pues en términos evolutivos de supervivencia, son una fuente de energía de emergencia que no debe ‘desecharse’ si no es enteramente necesario.