La liposucción en un centro de adelgazamiento

Propuestas de las clínicas de adelgazamiento vs las de los centros para adelgazar

La buena apariencia física y la salud son dos cuestiones que van en conjunto desde el contexto estético y médico, o al menos en un porcentaje importante de todas las circunstancias. Todo esto se sostiene a partir del conocido refrán “verse bien es salud” y es en efecto un hecho con bases científicas con las contadas excepciones que de seguro ya las ha imaginado. En cualquiera de los casos, algunos de los actores modernos que pretenden facilitar la búsqueda y el logro del significado de este refrán, están las clínicas de adelgazamiento, pues la condición más común que es ladrón de salud y de apariencia es la obesidad.

Los centros para adelgazar

Para poner un poco de contexto en este sentido, hay que entender la importancia del correcto estado físico y que a partir de ello es que existe el éxito en los numerosos centros para adelgazar y clínicas afines. El cuerpo está diseñado para funcionar en base a un peso que es proporcional a factores como la estatura y la contextura natural y genética de cada persona. Una alteración a los factores que mantienen la normalidad de estas cualidades, puede producir condiciones como el sobrepeso y la obesidad, que a su vez conlleva a enfermedades como las del corazón, la diabetes y la hipertensión.

Operacion para perdida de peso en una clinica
Operacion para perdida de peso en una clinica

La alimentación es uno de los principales factores afectados, aunque esto es en parte subjetivo y relativo, pues también hay dependencia del estilo de vida de la persona. Las clínicas para adelgazar suelen incluir sistemas de diagnóstico y desarrollo de planes de pérdidas de peso basado en la alimentación del individuo, aunque en realidad no son lo único que suelen hacer, pues existen soluciones que pueden comprometer el bienestar de salud en base a soluciones que aproximen al individuo a una apariencia saludable e lapsos de tiempo cortos.

De acuerdo a la importancia y a la magnitud de la brevedad en la que el individuo desee o requiera bajar de peso, se entra en el panorama en el que debe decidirse la opción más óptima. La más recomendada es la que proponen los centros para adelgazar que en general parten de la política de control de peso mediante una dieta balanceada, el cambio hacia una vida más activa y la inclusión de ejercicios físicos que conduzcan hacia la apariencia física adecuada y a un correcto estado de salud.

Las clínicas de adelgazamiento

Las clínicas de adelgazamiento en cambio proponen estrategias diferentes que normalmente implican la posibilidad de comprometer alguna característica biológica del individuo. Por ejemplo, las clínicas para adelgazar suelen tener soluciones quirúrgicas como por ejemplo la liposucción y la abdominoplastia, que son intervenciones que quitan del cuerpo del individuo el exceso de peso y consecuentemente de tejido, permitiéndole recuperar su peso ideal inmediatamente aunque debe pasar por una recuperación postoperatoria que de por sí, es un reto adicional al de someterse a la intervención.

La liposucción en un centro de adelgazamiento
La liposucción en un centro de adelgazamiento

Otras intervenciones incluyen el llamado bypass gástrico, que es una cirugía mayor que consiste en una modificación importante y permanente en el aparato digestivo que produce pérdida de peso rápidamente, evitando que se recupere, pues el sistema digestivo ya no puede realizar su proceso de absorción en la misma medida que antes. Una consecuencia a esta cirugía es también un cambio total y permanente de la forma de alimentarse, como mecanismo de adaptación al cambio.

Muchas de las cuestiones que las clínicas de adelgazamiento dejan claro de manera muy discreta es el peligro biológico de estas intervenciones. Es cierto que el resultado es relativamente inmediato sin requerir un cambio aparente en el estilo de vida del paciente, pero el peligro al que se expone y las posibles complicaciones futuras hacen cuestionables a estas medidas para conseguir un peso y un estado de salud adecuado. Todas estas cuestiones deben ser analizadas por los pacientes para que ellos sean los que decidan de manera objetiva.

En un lado existen las propuestas de los centros para adelgazar que son métodos no invasivos y con beneficios comprobados a largo plazo, que requieren de fuerza de voluntad del paciente, mientras que en el otro lado, están las propuestas de las clínicas para adelgazar, que proponen una única intervención para una solución “permanente” y sin la necesidad de fuerza de voluntad y dedicación del paciente en periodos futuros.